Banco

Dedico al Banco donde siempre escribo

Ahora escribo sobre el apartado banco
De madera.
Quizá mientras escribo oigo su vida
Su estar que guarda las horas
Donde se aflige un libro.
Una fecha que descifra la línea deseada.
La ligereza de sus esquinas,
El anuncio al único lujo en tanto reposo.
Los cuerpos de la geometría están
Cargados de bordes que toca el odio
En los bancos quizá dejamos la
Constancia de las blasfemias,
Y las intrigas de la fé.

Autor: 
Julio César Arciniegas Moscoso
Número: