Los caprichos del clima

Yo vivo en un verano constante
Y tú eres el invierno del que uno se enamora.
Como lo sabes bien,
dos estaciones nunca aparecen al mismo tiempo.
Porque o tus nubes pintan de gris el cielo
o mis acalorados brazos desgarran la lluvia.
Ayer leí el pronóstico del tiempo y decía:
“se avista en el horizonte, un tempestuoso adiós”.

Sección: 
Autor: 
John Raigoza
Número: