Somaris

Somari

Neologismo inventado por Pereira para un poema breve, que tenga concentración verbal, anhelo de precisión, libertad formal, poliantea (no contenidos definidos) cierta leve insensatez y algo de humor.

Aunque los huesos duelan se debe andar
aunque el alma se parta
debemos recoger los pedazos
que sean estos trozos sanguinolentos
los que hablen por nosotros

Somari

Mientras haya amos
no habrá poesía

Somari

El talento
como la raíz
hay que mantenerlo oculto

Somari de la mano del Pobre

La mano del pobre
es más explícita que todos los discursos.

Somari del salvaje

El sol no sale sólo para mí
Ni los pájaros cantan sólo para mí
Ni los árboles y el mar existen sólo para mí

Pero en el rayo de sol que me toca
desato esta cuerda
y dejo a la vida florecer

Somari del extraño

Si alguien pregunta
porque me oculto
Di
"no es nada
padece de sombra"

Somari del extraviado

Deseaba sabiduría sin huir de los hombres
pero a cada paso se vencía
Deseaba el fulgor del amor
pero halló callejones endiablados
y una que otra víscera marchita

En cambio ahora cuando nada desea
O por mejor decir
Ahora que desea ser ese eterno idiota
todo se facilita.

 

No entiendo por qué escribo estos versos
si sé muy bien que otros los escribieron por mí.
pero ellos
¿en qué pensaban cuando los escribían?

 

Tal vez la distancia
sea solo hilo fingido
y alejarse
            buscar otra cuerda
                                    que no se hallará.

 

Quizás andar sea solo una excusa
para no enlazarse a nada ni a nadie.
Probablemente la disculpa de muchos poetas.

 

Quizás buscar sea solo una excusa
para andar, para perderse.
La promesa de no hallar nunca,
quizás esa es la elección de los amantes.

Sección: 
Autor: 
Gustavo Pereira
Número: