Poema retrato

La casa es un escándalo femenino
un sufrimiento ordinario para las demás casas
de nombres comunes
sin terrazas

Es buena la humedad en nuestros rostros secos
porque el agua sube débil hasta el cuarto piso

y para calmar la sed de un gato y un perro
hay que darse prisa o seremos mordidos.

La casa es silencio
todos duermen para no escucharla
pero en realidad
nadie tiene ese talento.

Sección: 
Autor: 
Juliane Ángeles
Número: